Poemas para el Día de la Madre

mujer con rosa

El día de la madre es un día muy especial para nosotros los hijos, ya que siempre queremos cortejar a nuestras madres con lo mejor que podamos tener a nuestro alcance tanto en lo material y como lo sentimental. Para ello he aquí una pequeña colección de excelentes poemas para el día de la madre.

Que mejor que dedicarle un poema junto a una tarjeta para imprimir a tu madre en el cual expreses todo tu cariño y sentimiento en versos de palabras bellas como las que contiene un poema.

Poemas para el día de la madre

Sólo el amor de una madre
Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.
Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.
Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.
Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.
Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.
No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.

Quiero agradecerte
que estés en mi vida.
Sé que puedo contar contigo
en momentos difíciles,
sé que contigo puedo
compartir mis alegrías,
y sé que nuestra amistad
se sustenta en mutuo amor.
Que seas mi MAMA y mi AMIGA
es el más preciado tesoro,
que agradeceré a DIOS eternamente.
Gracias por llenar mi vida
con tanta felicidad.
Te Amo Mamá!.

Sólo el amor de una madre
Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.
Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.
Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.
Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.
Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.
No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.

Mi Primera Palabra
Mi primera palabra,
a quien me dio la vida.
Has sido en mi infancia luz de luna,
que ilumina la noche de mis sueños.
Manantial de amor,
torrente en crecida.
En tus pechos he mamado
la fe y la vida.
Y en tus manos,
se multiplica la comida.
y en tus ojos,
Bebo lágrimas de ternura.
¡Madre, Madre!
De sol a sol te tocó
trabajar en esta tierra,
y te tocó vender:
naranjas y medicinas,
pantalones y comida.
Tus manos eran nubes que volaban y volaban
sobre el cielo de mi vida.
¡Madre, te adoro!
porque en silencio
amas, oras, trabajas
y todo lo perdonas.
¡Madre! Te ha tocado
la mano de Dios
para hacer de ti,
un paraíso de amor.
¡Madre! Llevo en mí grabado,
para la eternidad,
el beso y el grito de hijo,
como un sello en mi corazón.

El corazón mas puro
Tienes el corazón más puro,
y tus brazos dan consuelo,
tus manos son tan suaves,
las siento en tus caricias.
Tus ojos son estrellas,
que iluminan mis noches de angustia,
y tus labios me confortan,
cada vez que tropiezo y siento,
el dolor en mi pecho.
Tus palabras son el alimento,
y la cura para mi alma desgarrada,
tu amor el regalo más maravilloso,
que la vida me ha brindado.

12 Comentarios
  1. Foto de perfil de Facebook

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*